Mesa-redonda-nuevos-mercados

Inoxnalón ha participado en esta mesa redonda organizada por la Cámara de Comercio de Gijón y moderada por Marcelo Castelo, que visualizó el éxito del programa “Nuevos Mercados” en el que nuestra empresa participó.

El vínculo emocional es clave para vender

Marcelo Castelo, experto en técnicas persuasivas, matiza que «no todo vale» e invita a anteponer el interés del consumidor.

«Si tú no estás enamorado de lo que haces, jamás convencerás a nadie». Marcelo Castelo investiga cómo utilizan su comunicación los grandes persuasores de empresas para influir en sus clientes, pacientes, colegas o socios. Estos estudios le permiten recorrer España impartiendo conferencias con un objetivo: mejorar la estrategia persuasiva. Ayer, el foco de su discurso fue el ‘Programa de agendas comerciales para la apertura de nuevos mercados’, organizado por la Cámara de Comercio de Gijón y CaixaBank, que convocó a seis empresas asturianas de varios sectores: Bosquia Nature, Inoxnalón, Meca y Eso, Nessmeeting, Siccis y Terrain Technologies.

El propósito de esta jornada fue facilitarles su crecimiento mediante la elaboración de agendas comerciales en el territorio nacional, asegurándoles relaciones con otras entidades. Castelo, principal reclamo de esta sesión, calificó como «un proyectazo» llevar este objetivo a buen fin. «Sería una lástima que la Cámara de Comercio no hiciera estas jornadas más a menudo porque sería un gran impulso para el crecimiento de los negocios asturianos», apostilló.

Castelo desgranó las claves de una buena estrategia persuasiva. «Es muy importante que el consumidor forje un vínculo emocional fuerte con la empresa», afirmó. Para el experto, autor de obras como ‘¡Si lo sé no lo digo!’ o ‘El cliente ha muerto. ¡Viva el cliente!’, es capital que el consumidor «jamás tenga la sensación de que se le está vendiendo algo». Castelo incidió en que «no todo vale» en los procesos comerciales, y apostó por la «lealtad mutua entre vendedor y cliente». «A veces, hay que perder una venta para ganar un cliente. Si lo que tú le ofreces no le convence, échate atrás. Hay que anteponer el interés del consumidor al tuyo. Así, habrás ganado un cliente», planteó.

Fuente: El Comercio