Hagamos Compromiso

Hagamos Compromiso es un proyecto de sensibilización ambiental y social, impulsado por la empresa Inoxnalón S.L., en su apuesta por la compensación de la huella de carbono en la actividad logística.

La huella de carbono es un indicador ambiental que pretende reflejar «la totalidad de gases de efecto invernadero (GEI) emitidos por efecto directo o indirecto de un individuo, organización, evento o producto». Tal impacto ambiental es medido llevando a cabo un inventario de emisiones de GEI o un análisis de ciclo de vida según la tipología de huella, siguiendo normativas internacionales reconocidas, tales como ISO 14064, ISO 14069, ISO 14067, PAS 2050 o GHG Protocol entre otras. La huella de carbono se mide en masa de CO2 equivalente.

Se enmarca dentro de la estrategia de Responsabilidad Social Corporativa que desarrollamos en la última década. Desde el año 2008, en que obtuvimos la Certificación de Medioambiente ISO-14001, se han implementado acciones paulatinas que han dado resultado de este proyecto, en el cual trabajamos desde 2018.

En el marco del Compromiso Social se enfoca la compensación de las emisiones de carbono en colaboración con los Centros de Apoyo a la Integración de personas con discapacidad de Asturias.

Pensando también en la sostenibilidad medioambiental de plantarán árboles de especies frutales asturianos, que además de fijar carbono, generan una producción de frutos para la segunda transformación, en cuyo proceso también se encierra un valor antropológico.

Nuestro mensaje es que el “Planeta necesita ser cuidado”, y este cuidado nos corresponde a todos, personas, entidades, autoridades, colectivos, empresas, … Nace con este propósito, y por ello te invitamos a hacerlo crecer, difundirlo y apoyarlo, a la vez que visibilizamos a las personas con discapacidad o en riesgo de exclusión social.

Resumen de Prensa

La Nueva España. 19 Febrero 2020

El Comercio. 19 Febrero 2020

La Cuenca del Nalón. Marzo 2020

Presentación del Proyecto. Febrero 2020

rosa-roces

Buenos días, Bienvenidos a Inoxnalon y de una forma muy especial permitirme saludar a los usuarios del taller de agrícola Centro Ocupacional /Centro  de Apoyo a la integración de Pando – a partir de ahora lo llamaré familiarmente CAI de PANDO-, que serán nuestras estrellas de la primera plantación de árboles que hoy os presentamos.

Muchísimas gracias de todo corazón a todos, por acompañarnos en la presentación de este proyecto, que dentro de nuestra humildad, lo consideramos grande, a pesar de las limitaciones que supone ser una empresa pequeña y familiar, en un sector tradicional y muy competitivo. Esa grandeza le viene dada por lo fines con los que ha sido desarrollado, las personas que han colaborado para ponerlo en marcha, la presencia de todos vosotros, y sobre todo por quienes lo van acoger en esta primera edición, la gran familia del CAI DE PANDO

El logo de “Hagamos compromiso”, que lucirá en nuestra fachada y que vemos proyectado en la pared,  nos va contando esta historia y  como veis, está lleno de simbología,  diría que está sembrado de esos pequeños detalles que engrandecen la vida, y tiene un objetivo claro: colaborar a crear sensibilidad social. No es algo casual, ha surgido de la colaboración y creatividad de un trabajo en equipo de personas sensibles, comprometidas con la sociedad y con Inoxnalon.

La parte en azul, simboliza el proyecto en su origen: la compensación de la huella de carbono de nuestra logística, ahí está el oxigeno por el carbono, y el árbol representa el medio que permitirá esa transformación, siendo su tronco la imagen corporativa de Inoxnalon. El “Hagamos Compromiso” es la consecuencia de la sensibilidad del equipo y la gerencia de Inoxnalon. El eslogan es nuestra invitación a que todos, dentro de nuestras posibilidades realicemos acciones, que por muy modestas que sean, contribuyan a que vivamos en un mundo más solidario, sensible y cuidadoso con el planeta. Esta sensibilización con el medio ambiente la venimos trabajando desde el 2008, año en que nuestra gestión  fue certificada por la ISO 14000, sin embargo este proyecto, además de que nos convierte en una de las empresas pioneras dentro del sector metal asturiano en la compensación de la huella de carbono, consideramos que marca una diferencia con otras buenas practicas ambientales, por el aspecto social que hemos tenido en cuenta, ya que Inoxnalon ha decidido que los destinatarios de las plantaciones anuales de sus bosques sean Centros de apoyo a la integración de personas con discapacidad y otros entornos de colectivos desfavorecidos o en riesgo de exclusión social, situados en cualquier punto del Principado de Asturias.

Siguiendo con la simbología hemos diseñado un testigo que es este árbol que tenemos sobre la mesa, en el que Nieves va a colgar su primera manzana que lleva grabado el logo del CAI de PANDO y el año de la plantación. Para el siguiente ejercicio, lo entregarán al próximo receptor del bosque  que colgaran su segunda manzana y así sucesivamente. Este árbol muestra la fortaleza de las colaboraciones, en este caso es visible la de Inoxnalon y el CAI de Pando, la empresa y su actividad están representadas en el metal del árbol y las manzanas, y el Centro lo está el cestín que los acoge, ya que ha sido realizado en su Taller de bricolaje y manualidades de reciclado de papel de periódico. También estos maceteros con dos manzanos son obra de estos artistas. Pretendemos que con este testigo se teja una red de colaboraciones y conocimiento, además de visibilizar las necesidades de estos colectivos.

“Hagamos compromiso”  se lleva gestionando más de un año (necesitamos un periodo natural para tomar los datos estadísticos de nuestra flota de transporte para poder conocer cuánto CO2 necesitamos compensar). En este tiempo fue empapándose de los valores de Inoxnalon y ese firme convencimiento en el compromiso con nuestro entorno, que en los casi veinticinco años que tenemos, hemos desarrollado de forma natural, porque sus fundadores Santiago García y Jose Abel Gallego, son personas trabajadoras y luchadoras, que conocen perfectamente lo que ha sido sacar sus familias adelante en tiempos difíciles, que llevan trabajando desde los catorce años y que no son ajenos a las preocupaciones a las que se enfrenta la sociedad actual, con arraigo en el territorio, en el que viven y en el que tienen sus hijos y nietos. No son multinacionales que levantan el vuelo sin el menor escrúpulo, son personas preocupadas por mantener el empleo y la actividad de la empresa en esta Cuenca, en Asturias.

Está entre nosotros Marta Perez, Directora de la Ciudad Industrial de Valnalon con personas de su equipo – hago un inciso para deciros que nunca nos olvidaremos de los inicios de Inoxnalon en el Centro de empresas y lo agradecidos  que estamos a vuestro apoyo continuado así como por la oportunidad que cada año nos brindáis de ayudar a los emprendedores en sus difíciles inicios con el patrocinio del Premio del Semillero de Empresa-. Continuo, Marta, en este momento de mi intervención me viene a la cabeza, esa palabra que  ti te gusta mucho es “retorno”, ese concepto vinculado a las empresas socialmente responsables. Pues ese “retorno” con el que las empresa contribuyen socialmente en sus entornos, en Inoxnalon lo generamos porque hacemos y sentimos como nuestra la frase de Margarte Mead “nunca dudes que un pequeño grupo de ciudadanos pensantes y comprometidos pueden cambiar el mundo. De hecho, son los únicos que lo han logrado”. No dudéis que Inoxnalon está comprometida con todo su entorno, y que seguirá trabajando en la Responsabilidad Social Corporativa, sin descuidar un ápice el equilibrio entre estas acciones y lo que supone el buen funcionamiento de una organización empresarial.

Termino con los agradecimientos, comenzando por el CAI de Pando, representado por su directora Nieves Mejuto,  su monitor de taller agrícola, Ramón, y sus colaboradores habituales Ángel, Luis, Juanjo y Gerardo, que seguro cuidaran excepcionalmente bien de los árboles que serán plantados en el próximo mes de abril. En sus personas agradecemos a todos los profesionales, usuarios, familiares y patronato del CAI, por su acogida y cariño mostrado en estos meses de preparativos.

A Ángel Prieto que me seguirá en el uso de la palabra, de la empresa Quercus rural, por la magnífica gestión de la parte técnica del proyecto,

A Lasycor empresa que hizo el nada fácil corte en metal de todos los símbolos del proyecto,

A Alberto Cases por el diseño de la imagen corporativa de “Hagamos Compromiso”, que recogió perfectamente con una sola mirada la sensibilidad de todo el proyecto.

María Cezón nuestra consultora de calidad y medio ambiente que nos impulsa y ayuda cada año para reinventarnos (es parte del trabajo diario de esta familia).

Muchísimas gracias por su inestimable apoyo a la Cámara de Comercio de Gijón, contando con la presencia de su Presidente Felix Baragaño, que nos dirigirá posteriormente unas palabras, a y su Director General, Alvaro Alonso.

Y a mi infatigable gerente Santiago García, por su dedicación a esta empresa e involucrarse en estos proyectos de una forma sentida y comprometida

Y por supuesto a todos colaboradores: proveedores, entidades financieras, especialmente a nuestros clientes, TODOS nos ayudáis a que seamos cada día mejores, y como no, al gran equipo humano de Inoxnalon

Por último muchas gracias al Ayuntamiento de Langreo hoy representado por Javier Álvarez Alonso, Concejal de Urbanismo y Medio Ambiente, Empleo y Promoción Económica, a la Alcadesa que disculpó su presencia, a todos los medios de comunicación que siempre nos atienden con tanto cariño y excelente profesionalidad, y por supuesto, a todos vosotros por vuestro apoyo y por acompañarnos.

Gracias, “Hagamos Compromiso”, muchas gracias a todos

Buenos días a todos. Primeramente permítanme felicitar a la empresa Inoxnalón, representada en la persona de Santiago García, por hacer realidad este ilusionante proyecto. Del mismo modo agradecer a todo el equipo humano que representa Rosa Roces por haber contado con Quercus rural entre sus colaboradores.

angel-prietoInoxnalón ha tenido la sensibilidad medioambiental de estudiar la emisiones de carbono que produce su actividad logística a la atmósfera; algo muy poco habitual en las empresas pequeñas en general y en concreto en el sector del metal. El departamento de Calidad y Medioambiente que coordina María Cecón ha podido cuantificar las toneladas anuales de carbono que se emiten a la atmósfera en los transportes y desplazamientos de la actividad de Inoxnalón, que para el año 2019 fueron de casi 3300 toneladas. Este hecho de conocer la contaminación de una parte de la actividad ya es por sí relevante; pero Inoxnalón ha querido dar unos pasos más y puso en marcha un proyecto de compensación de esa contaminación por medio de la plantación de los árboles necesario para contrarrestar dichas emisiones.

De esta forma se dispondrá de una finca nodriza en la parroquia de Olloniego, en el municipio de Oviedo que acogerá las plantaciones anuales de árboles.

Una vez que se han estudiado las mejores posibilidades, se ha optado  por plantar árboles frutales autóctonos de Asturias, que además de fijar el carbono producen frutos y encierran un valor antropológico por medio de la transformación de sus frutos. Se pretenden plantar sobre todo manzanos de mesa y de sidra, pero también cerezos, perales, nogales y castaños.

Inoxnalón quiso dar otro paso y hacer que el proyecto medioambiental fuese también un proyecto de sensibilización social; es así como se ha configurado que todos los años se haga una plantación de frutales en uno de los Centros de Apoyo a la Integración de personas con necesidades especiales, de esta forma se visualiza la labor tan relevante de estos centros y que ocasiones pasa desapercibida. Siguiendo la línea de colaboración que la empresa tiene con el Centro Ocupacional de Pando, la primera plantación se ubicará en Langreo. Gracias a Nieves, Ramón y todo el personal docente del Centro Ocupacional de Pando y enhorabuena a todos los usuarios porque podréis disfrutar de los árboles, de sus flores y de sus frutas.

Concretamente en el Centro Ocupacional de Pando se plantarán manzanos de mesa y de sidra, y también cerezos, será una donación de la empresa Inoxnalón para el Centro de Apoyo a la Integración; en el cual los usuarios serán protagonistas de la plantación y del cuidado de los árboles, pero también del aprovechamiento de sus frutos. El resto de árboles que por espacio no se pueden plantar en el Centro de Pando se dispondrán en la finca nodriza en Olloniego.

Hemos seleccionado árboles de variedades autóctonos de Asturias, producidos en un vivero que garantiza la trazabilidad del patrón genético y cuyos ejemplares disponen de un porte de dos años antes de ser plantados. Se harán las labores propias de preparación del terreno y un abonado de fondo orgánico. Cada uno de los árboles estará soportado por un tutor de metal fabricado en los talleres de Inoxnalón.

Esta idea de “Hagamos Compromiso” que presentamos hoy con ilusión, no es solo un proyecto, se trata de la realidad de una empresa del sector del metal comprometida con el medioambiente y con el entorno social; es por ello que cada árbol que se plante tendrá asignado un código unitario de identificación y estará incluido en una memoria de seguimiento global del proyecto y concreta de cada bosquete. De forma que se podrá hacer un seguimiento sanitario a cada árbol en individual, tanto en la finca nodriza de Olloniego, como en los bosquetes dispuestos en los Centros de Apoyo a la Integración en donde se realicen las plantaciones anuales. Si un frutal presentase alguna debilidad sanitaria se podrá corregir o en su caso reponer el ejemplar.

Cada uno de los bosquetes anuales, así como la finca de Olloniego estará supervisada periódicamente para su seguimiento, además posicionados todos los árboles por coordenadas UTM para una mayor visualización global del proyecto “Hagamos Compromiso” de la empresa Inoxnalón“.

Recordaba Rosa Roces que la empresa ha conseguido la ISO 14000 en el año 2008. Hoy con el proyecto “Hagamos compromiso” está siendo pionera una vez más; en esta ocasión está cumpliendo con seis de los diecisiete Objetivos de Desarrollo Sostenible que propone la Organización de Naciones Unidas (ONU). Principalmente con los objetivos: 13, acción por el clima y 15, vida de los ecosistemas terrestres; pero también cumple con el objetivo 10, reducción de las desigualdades, con el 17, de alianza para lograr objetivos; y de forma colateral con los objetivos 8 y 9, trabajo y crecimiento económico; e industria innovación e infraestructura. “Hagamos compromiso” es pues una realidad de la empresa Inoxnalón y perfectamente imbricada la actualidad social. Es también un ejemplo para otras pequeñas empresas y para la sociedad en general.

Ya para terminar, quisiera resaltar la conjugación en gerundio del verbo hacer a la cual nos invita a toda la sociedad la empresa Inoxnalón “Hagamos compromiso”, hagamos realidad los proyectos por muy utópicas que nos puedan resultar las ideas ilusionantes.

nieves-mejutoBuenos días a todas y a todos. Desde el Centro Ocupacional nos gustaría comenzar con una cita de Alejandro Magno: “De la conducta de cada uno depende el destino de todos”.

¿Todos creemos en ello verdad? Caro que sí. Por ello, pensamos que la conducta de Inoxnalón (gracias Santiago) nos llevará a un mejor destino a los que estamos aquí y fuera de aquí. A los vecinos, porque tendremos mejor calidad de vida y salud (y eso es lo que realmente importa); a las personas de empresa, porque les abre un camino digno y muy humano para eliminar cada huella de carbono que desgraciadamente generan; y a nosotros usuarios, usuarias; y profesionales; a los que sus árboles embellecerán y llenarán de oxigeno nuestra parcela.

La iniciativa “Hagamos compromiso” de la empresa Inoxnalón nos parece un ejemplo que aúna un fin ecológico y un fin social y humano. Esta empresa que debe mirar hacia adelante, hacia la generación de beneficios, de empleo, de mejora técnica y tecnológica… ha girado su mirada hacia un lado (gracias Rosa) y nos ha visto. Nos ha conocido y nos ha elegido como “socios” para su proyecto. Ha hecho posible la conjunción de partes,  y gracias a ello, su primer bosque estará en nuestras manos.

En el Centro, estamos encantados. Tenemos muy claro que nuestro compromiso es ser los cuidadores de este bosque. Y os aseguramos que vuestros retoños (gracias Angel) serán mimados y queridos. Para ello, ya tenemos un montón de voluntarios que esperan con ganas el día de la plantación. Nos habéis hecho sentirnos muy útiles.

Creemos que este proyecto no tiene porqué tener fin. Este es otro de sus puntos fuertes. A corto plazo, los bosques seguirán “naciendo” en otros entornos de personas especiales que puedan disfrutar con ello y nosotros estaremos encantados de “pasar el testigo” a la siguiente entidad, formando así una cadena de sinergias que aprovechará la energía de todas y cada una de las personas o entidades que participen en él.

Y a más largo plazo, quedan Uds. Invitados a “catar” les manzanines, cereces, mermelada, compota o sidra que seguramente tendremos dentro de unos añinos.

Termino dando las  gracias de nuevo a todas las personas que lo habéis hecho posible  y esperamos y deseamos que cunda el ejemplo y el compromiso entre más empresas y más centros.

Estamos seguros que será algo muy bueno para el destino de todos.

felix-baraganoAutoridades, amigos de Inoxnalón,

Es un verdadero placer para la Cámara de Comercio de Gijón, Langreo y Carreño acompañaros en un día tan especial e importante para vosotros como empresa, y también para todos los vecinos de Langreo.

Mis primeras palabras quiero que sean de felicitación a Inoxnalón.

El proyecto que hoy habéis presentado es un verdadero ejemplo para el mundo empresarial. Estamos viviendo una era de especial sensibilidad hacia el medio ambiente. Pero hemos de ser conscientes de que cuidar y proteger nuestro medio natural no debe estar reñido con el desarrollo económico.

Empresas, ciudadanos, municipios … todos tenemos la obligación de buscar un equilibrio donde el respeto por nuestro entorno natural conviva en armonía con el desarrollo empresarial e industrial. Un crecimiento y empleo en la comarca donde se asienta una empresa.

Hoy somos testigos de una auténtica práctica de Responsabilidad Social Corporativa. Somos testigos del compromiso y la proactividad de una pyme responsable en torno al impacto de sus operaciones.

Esta es una cultura que, afortunadamente, cada vez está más arraigada en nuestro tejido empresarial. Una actitud que habilita a las compañías para desarrollar su actividad con mayor sostenibilidad.

Las empresas no podemos operar en un entorno sin convivir con él. Las empresas tenemos que formar parte activa de la solución de los retos que tenemos como sociedad.

Hoy, Inoxnalón, a través del proyecto “Hagamos Compromiso” está dando ejemplo de todo ello. Con los vecinos de Langreo y con el conjunto de Asturias.

Vuestra responsabilidad ha comenzado desde el momento en que asumisteis que debías reponer y compensar la huella de carbono de vuestra actividad. Y lo hacéis con un hermoso acto de reforestación, que perdurará en el tiempo más allá que las propias emisiones de CO2.

Hoy quiero poner en valor vuestro trabajo y vuestra competencia para devolver a Langreo, y a Pando en particular, su esplendor. Sois empresa ejemplar y así me gustaría que se reconociera ahora y durante los próximos años.

Como os decía al inicio, desde la Cámara de Comercio de Gijón y también de Langreo, os felicito y nos orgullece poder compartir este día con vosotros. Porque el verdadero deber de la institución a la que represento es acompañar, servir y apoyar a las empresas.

Nuestra labor estriba fundamentalmente en ofrecer a las compañías asturianas servicios y orientación que les permitan ser más competitivas en un entorno cada día más incierto. Pero también nuestro papel debe ser el de recordar a las empresas y empresarios que tienen un compromiso con la sociedad, con su entorno más cercano.

Para que además de ser competitivas en el mercado, busquen las fórmulas necesarias para que sean más sostenibles medioambientalmente. En ello nos esforzamos cada día, asumiendo por nuestra parte, como entidad cameral, el desafío y el deber que nos corresponde.

Porque no queremos despistarnos de nuestros objetivos, trabajamos cada día para mantener informada, a toda la masa empresarial que representamos, de la legislación medio ambiental que deben cumplir: sus deberes, de sus obligaciones, también de sus derechos, y de aquellos avances tecnológicos que les permitirán ser más respetuosos con el medio ambiente.

Para ello desarrollamos una constante labor de actualización de nuestras prestaciones, para que nuestro trabajo siempre esté acompasado con las necesidades de nuestras empresas.

No deseo extenderme más, pues hoy los protagonistas sois vosotros. Enhorabuena y gracias por el esfuerzo de hacer pública vuestra actividad vinculada a la Responsabilidad Social Corporativa.

Gracias y buenos días.

Proyecto 2019. Plantación de árboles en colaboración con el Centro de Apoyo a la Integración de Pando